miércoles, 6 de marzo de 2013

Solución al Enigma-10


¿OS INTERESA LA HISTORIA DE FEDRA E HIPÓLITO?
¿Y VISITAR VIRTUALMENTE SPLIT O TARRAGONA?

Cualquiera de los sarcófagos de Hipólito sobre los que preguntaba nuestra curiosa Esfinge cuentan el drama amoroso entre Hipólito, el hijo de Teseo, y su madrastra Fedra.
Ella, la nueva esposa de Teseo, se había enamorado perdidamente de Hipólito, su hijastro, pero él, debido a su castidad y al respeto por su padre, rechaza a Fedra.
La madrastra, despechada,  hace creer a Teseo que es Hipólito el que ha intentado violarla por lo que el padre, lleno de ira, destierra a su hijo y pide a Poseidón su muerte, lo cual ocurrirá.



Fedra, abrumada por la culpa, decide entonces suicidarse ahorcándose.



En la tragedia de Eurípides, Fedra se quita la vida antes de que Hipólito muera pero dejando una carta que acusa a Hipólito, ante lo cual el padre exige su castigo y muerte.
Hipólito entonces muere perdonando a su padre, quien al final descubre la verdad.
También otros autores escribieron una Fedra, el romano Séneca y el francés Racine.

Y ¿dónde se encuentran los sarcófagos que cuentan el mito de Hipólito?

El primero de ellos en Split (Croacia).


Muchos de los objetos expuestos en su museo pertenecen a la antigua ciudad de Salona, la que fuera la gran capital de Dalmacia durante el Imperio Romano.
Aunque Split prosperó gracias al comercio, fue durante el reinado del emperador romano Diocleciano (245-313 d.C.) cuando obtuvo la fama. Diocleciano había nacido cerca de Salona y en el 305 decidió retirarse de la política e hizo construir un palacio a orillas del mar en la cercana Spalatum para pasar sus últimos años de vida.
Después de su muerte, el palacio se continuó usando como lugar de retiro para los emperadores romanos, pero finalmente quedó abandonado.


En el siglo VII Salona fue destruida por tribus de avaros y eslavos, y muchos de sus ciudadanos huyeron a Spalatum, para protegerse en el interior del palacio, que acabó por convertirse en el hogar de esta gente y sus descendientes pues reutilizaron las ruinas del palacio como viviendas y lugares de recreo.


Podéis comprobar en la magnífica vista aérea del núcleo histórico de Split las dimensiones del palacio(215 m. de este a oeste y 180 m. de norte a sur) y el desarrollo de la ciudad en su interior.

Otra de las ciudades que guarda un sarcófago con la misma temática es nuestra Tarraco, la actual Tarragona. Esa es la denominada por Adriano  Civitas ubi ver aeterna est.



Primeramente fue un asentamiento militar cuyo objetivo era asegurar la conquista de la Península Ibérica, pero luego se convirtió, primero en la capital de la Hispania Citerior, y más tarde de la Tarraconensis.
Cuenta con numerosos monumentos como el foro provincial, el anfiteatro, el teatro, el circo, el acueducto y numerosas viviendas residenciales.
Pero ahora nos interesa el sarcófago de Hipólito, que data de inicios del s.III y que se recuperó del mar.


Incluye la versión de la historia de Hipólito y Fedra que hizo Séneca en el siglo I d.C. y esta versión aparece en la cara izquierda del sarcófago.

Y el otro de los sarcófagos de Hipólito por el que preguntábamos, está en el Hermitage, el espléndido museo situado en San Petersburgo (Rusia).


Así pues las respuestas correctas son:

1ª La ciudad es Split y el palacio es el del emperador Diocleciano.
2ª Los sarcófagos cuentan el amor de Fedra por Hipólito y las tres tragedias que llevan por título Fedra son del griego Eurípides, del latino Séneca y del francés Racine.
3ª Además de Split (Croacia), las otras dos ciudades que tienen un sarcófago así son Tarragona (España) y San Petersburgo (Rusia).

Esta vez parece que estaba un poco más difícil, así que han acertado Isabel  y:

- Elam Uceda (3º ESO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada