domingo, 14 de abril de 2013

Redacciones sobre la exposición de Pompeya


Esta redacción la hizo un alumno de 3ºESO y la pongo tal y como la escribió:

"Todo empezó una mañana de viernes, pero no era una mañana cualquiera… esa mañana tras aguantar con la mente despierta un par de clases, iríamos a una exposición en canal, la exposición de Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio. Teníamos un punto a favor, habíamos visto días atrás un documental sobre la ola de caos y destrucción que el monte Vesubio dejo bajo sus pies, este video fue impactante, pero más impactante sería saber que íbamos a ver restos que fueron desenterrados junto con años de historia de una ciudad desconocida hasta hace no mucho. Al llegar tuvimos un tiempo libre para comprar algo de comer, finalmente llegó el momento que todos esperábamos, nos dieron las entradas, redobles de emoción resonaban en mi cabeza, y cuando llegamos al final del pasillo pude contemplar cómo un pedazo de historia se postraba bajo mis pies, allí había piezas tales como una cuchara, un jarrón, cuadros, pero no eran unos simples utensilios caseros, aquellos objetos tenían algo que les hacía únicos… llevaban sobre ellos el peso de una larga historia, pues para todas aquellas cosas, las agujas  de del reloj se había parado hace más de dos milenios, pero sin embargo parecía que hubieran sido olvidados  hace solo cien años. Pasamos a una sala en la que había unos moldes, pero no eran unos moldes normales, eran moldes de los cadáveres de un humano y un par de animales caseros, en aquella oscura sala había algo más, también había un video, que te ponía en la piel de un habitante cualquiera de aquella ciudad hermosa pero olvidada por muchos años, aquel video te hacía sentir la angustia y el pánico que vivió toda aquella gente inocente que tomó la desgracia como un castigo divino, el video era tan real que si te concentrabas podías oír los gritos de pánico y sentir como cientos de granitos de roca ardiendo te golpearan en el rostro como bala de metralla, llegado al final del video cuando veías aproximarse la ola de ceniza y gas tóxico hacia tu posición solo te quedaba contemplar aquella maravillosa y espeluznante obra de la naturaleza que acabaría por enterrarte bajo los escombros, y el peso de los años acabaría por desintegrarte dejando únicamente un molde, que en un futuro demostraría que fuiste uno de los muchos habitantes que perecieron bajo aquella terrible  tragedia que pasaría a la historia como la erupción del Vesubio."

Manuel Hervás. (3º ESO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada