miércoles, 17 de abril de 2013

Otra redacción sobre Pompeya

Esta otra redacción es de una alumna de 4ºESO:

"Exposición ‘Pompeya, catástrofe bajo el Vesubio’ (Plaza Castilla).
Días antes de ir a la exposición, la profesora de latín, María Jesús, nos puso un documental  sobre lo que más tarde veríamos allí; trataba de lo que pasó hace casi 2000 años en Pompeya, donde el Vesubio entró en erupción, exactamente en el año 79 d.C. Los geólogos dicen que el volcán volverá  a erupcionar  después de 2000 años, es decir, en el año 2079. Con el tiempo han vuelto a hacer una ciudad en la ladera del Vesubio.
En la exposición había mosaicos, estatuas, anillos, brazaletes, cuadros, etc.; la mayoría de las joyas eran de oro ya que pertenecían a los más privilegiados. El cuadro más valioso de la exposición es de una mujer llamada Safo, que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles, el cual está en reformas y por ello han permitido que se mueva, porque es un cuadro que nunca había salido de allí, y el cual os recomiendo que vayáis a ver porque no va a volver a estar en España. No todas las estatuas que se conservan están enteras, ya que algunas de ellas le faltan partes del cuerpo,  porque en algunos casos hacían las estatuas por separado, haciendo por una parte la cabeza, por otro los instrumentos que la estatua pudiera llevar, el cuerpo, etc. Hay estatuas que tienen como una especie de desperfectos en la piel, ya que tenéis que entender que estuvieron debajo de la erupción del Vesubio.


Hay que agradecer a Carlos III y a su placer por la arqueología, que muchas de las obras que hoy en día tenemos a nuestro alcance las podamos disfrutar. Y por ello, hay un apartado del museo donde se le homenajea con un cuadro de él.
No nos podemos olvidar, que nosotros también fuimos parte de su historia, y por eso hay un apartado en la exposición que habla de España. Hubo un superviviente de la catástrofe que ocurrió en Pompeya, el cual murió en España años más tarde.
Muchas de las personas que murieron en Pompeya en el año 79 d. C. fueron enterrados por las piedras, o por la intoxicación del gas que soltaba el volcán. Algunos de ellos fueron enterrados también por las cenizas expulsadas por el volcán, cuyos cuerpos hoy podemos ver ya que con el tiempo, aunque los huesos ya no se encuentren, se ha quedado la forma, y para que veamos cómo se quedaron sus cuerpos les han inyectado yeso por dentro."

Alba Herráez (4º ESO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada