jueves, 7 de febrero de 2013

Solución al Enigma-8

El primer encuentro de Alejandro con su famoso caballo fue cuando aquel tenía sólo doce años. Cuando su padre, el rey Filipo de Macedonia, estaba comprando caballos, le trajeron a Bucéfalo, que empezó a actuar de una manera salvaje, saltando y coceando a su alrededor. Como nadie parecía capaz de someterle, Filipo ordenó que se lo llevarán de allí, por imposible.

Pero Alejandro observó que el caballo estaba asustado de su propia sombra con lo que le colocó de forma que se enfrentara al sol. Entonces Alejandro lo cabalgó ante su padre con mucho orgullo.
Filipo, impresionado, pagó un buen precio por el caballo y se lo dió a su hijo Alejandro, que le puso de nombre Bucéfalo ( Βουκέφαλος: bou-céfalos: cabeza de buey)a causa de la anchura de su frente, con una estrella blanca, y su cara algo redondeada.
 Alejandro y Bucéfalo recorrieron miles de kilómetros, y lucharon en muchas batallas. Finalmente murió a causa de heridas recibidas en una batalla y en su honor, Alejandro fundó una ciudad con su nombre.



Cuando Alejandro Magno se dirigía a conquistar el Imperio persa, tras cruzar el Helesponto, conquistó Frigia, donde se enfrentó al reto de desatar un intrincado nudo.
Un oráculo había anunciado a los frigios, que se encontraban en una guerra civil y sin rey, que debían coronar al primer hombre que entrara en la ciudad en un carro tirado por bueyes. Así apareció Gordias, que se dirigía a consultar al oráculo sobre si el hecho de que un águila se hubiera posado en su arado podía ser considerado un augurio de que se convertiría en rey. Proclamado rey de Frigia, fundó la ciudad de Gordio y, en señal de agradecimiento, ofreció al templo de Zeus su carro y ató la lanza y el yugo con un nudo cuyos cabos se escondían en el interior, y tan complicado que nadie lo podía soltar.



Los persas inventaron el mito de que sólo quien pudiera desatar el nudo podría conquistar Asia.
De hecho, cuando Alejandro Magno llegó al templo de Gordio, halló un yugo atado por un nudo muy intrincado y, sin pensárselo dos veces, sacó la espada y cortó el nudo, diciendo: " da lo mismo (tanto monta) cortar como desatar". Y efectivamente, Alejandro conquistó Oriente.




Se dice que fue Antonio de Nebrija quien sugirió al rey Fernando el Católico el famoso nudo gordiano como símbolo (yugo con una cuerda suelta) y la frase "Tanto monta..." como divisa personal. 
Así, al contrario de lo que se pueda creer, el “Tanto monta” no es una divisa de los Reyes Católicos, sino únicamente de Fernando junto al yugo y el nudo y, por su parte, el haz de flechas atadas con una cuerda identificaba a Isabel.




Así, los símbolos del yugo y las flechas en los escudos de algunas ciudades y municipios hacen referencia a los Reyes Católicos, los monarcas que unificaron las coronas de Aragón y Castilla y no, como es creencia general, a la dictadura franquista.

Por cierto, a Alejandro Magno le había preparado para reinar su padre Filipo de Macedonia, pero había encomendando a Aristóteles su formación intelectual.




 Así pues las respuestas al Enigma son:

1ª- El animal era el caballo Bucéfalo y los otros dos caballos famosos literariamente hablando eran Rocinante de D. Quijote y Babieca de El Cid Campeador.
2ª- Tenía que desatar el nudo gordiano, aunque él lo cortó.
Fernando el Católico lo tomó como emblema de su escudo personal junto al yugo.
3ª-El protagonista de estas anécdotas era Alejandro Magno y su maestro fue Aristóteles.

Han respondido correctamente Isabel y:
-Elam Uceda (3ºESO)
-Javier Muñoz (3ºESO)
-Alba Herráez (4ºESO)
-Jesús Martinez (3ºESO)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada