jueves, 24 de enero de 2013

Solución al Enigma-7

El río Rubicón tenía especial importancia en el derecho romano porque a ningún general le estaba permitido cruzarlo con su ejército en armas.

El Rubicón era considerado como una especie de línea divisoria entre la provincia romana conocida como la Galia Cisalpina, situada hacia el norte, y el resto de Italia, hacia el sur. La ley se había promulgado para proteger a la república de una amenaza militar interna. 


Sin embargo Julio César rompiendo la ley cruzó el río al frente de su ejército en su marcha hacia Roma, con lo cual se hizo inevitable un conflicto armado.



 Antes de esto, Julio César ya había conquistado la Galia para la República Romana, y al llevar a cabo su conquista había logrado amasar un ejército que le era incondicionalmente fiel, lo cual causó gran preocupación en el Senado de Roma que ya veía en él sus intenciones de proclamarse dictador, motivo por el cual el Senado nombró a Pompeyo cónsul de Roma, quien a su vez tomó la decisión de ordenar a César que le entregase sus tropas poniéndolas bajo su mando. Dada la gran enemistad que había entre Julio César y Pompeyo, entregarle sus tropas hubiera sido equivalente a un suicidio para Julio César, motivo por lo cual desobedeció la orden dada por Pompeyo.



Julio César dio la orden a sus tropas de cruzar el río, pronunciando  la frase «alea iacta est» (la suerte está echada»)



De este modo, las respuestas son:


1ª- Se trata de Cayo Julio César, gobernador de la Galia.
2ª- Cruzó el río Rubicón.
3ª- Dijo: "Alea iacta est", es decir "La suerte está echada"

Han respondido correctamente Isabel y:
- Enrique Hernangómez (4ºESO)
- Icíar Calvo (4ºESO)
- May Astaiza (3ºESO)
- Elam Uceda (3ºESO)
- Jesús Martinez (3ºESO)
- Alba Herráez (4ºESO)
- Julio Valdez (3ºESO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada