miércoles, 5 de febrero de 2014

"Las Furias: de Tiziano a Ribera"



El 22 de Enero, un día después de su inauguración en el Museo del Prado, acudimos a ver la exposición de "Las Furias: de Tiziano a Ribera" con los alumnos de 3º de Cultura Clásica y de 4º de Latín.


Fue una mañana absolutamente mitológica pues, en primer lugar, llegamos al museo dando un paseo lleno de comentarios  míticos que partió de la Academia de Medicina en la c/ Arrieta y continuó por c/ Arenal, pza. Mayor, c/ Alcalá y paseo del Prado.








En la pinacoteca nos detuvimos en varios cuadros de tema mitológico de Rubens, Veronés o Velázquez y finalmente entramos en la exposición temporal.

En su origen clásico, las Furias o Erinias eran divinidades vengadoras, una personificación de los remordimientos que no descansan ni de día ni de noche.
En España se conocieron como Furias a cuatro moradores del Hades, terrible lugar al que habían sido condenados por haber desafiado a los dioses. Eran Ticio, Tántalo, Sísifo e Ixión. 

'Ixión', de Giovanni Battista Langetti
Caronte trae a los otros tres condenados

María de Hungría había solicitado a Tiziano cuatro lienzos con estos personajes por identificarlos con los príncipes alemanes que se habían alzado contra su hermano Carlos V y a quienes éste había derrotado en Mühlberg. Es decir, eran una metáfora política y una advertencia.
Las Furias gozaron de gran popularidad puramente artística en el Barroco como vehículo para visualizar la estética del horror y demostrar el talento de los más importantes artistas pues se trataba de enormes figuras desnudas en complicados escorzos.

'Ticio' Miguel Ángel Buonarroti. 1532

En esta exposición se muestran veinticinco cuadros inspirados en estos castigos divinos, así como el infligido a Prometeo, y están dispuestos en torno a una copia del Laocoonte dentro de esta temática de exemplum artis y exemplum doloris por transmitir el dolor extremo y el sufrimiento en enormes figuras de poderosos músculos. 

Ticio: Su hígado era devorado por un buitre una y otra vez, ya que éste siempre se regeneraba, y la causa de este tormento estuvo en el intento de violación a la diosa virgen Ártemis.


'Ticio' Tiziano. 1548-1549

'Ticio' José de Ribera. 1632
Tántalo: Por descuartizar a su propio hijo Pélope y servirselo a los dioses como alimento, fue torturado con un hambre y una sed eternas pues, metido en un lago y bajo un árbol frutal, el agua y los frutos se retiraban de su boca y manos cuando intentaba darles alcance.

'Tántalo encadenado' Gian Battista Llangetti. 1650-1676
Sísifo: Capturó a Thánatos, la Muerte, por lo que la gente dejó de morir. Fue castigado a empujar una pesada roca cuesta arriba por una empinada ladera hasta que, al llegar arriba, ésta volvía a caer rodando y Sísifo tenía que volver a empezar.

'Sísifo' Tiziano. 1548-1549

Ixión: Trató de seducir a Hera, la esposa de Zeus, quien, al descubrirlo, lo envió al Tártaro donde fue atado a una rueda de fuego que no deja de girar jamás.

'Ixión' José de Ribera. 1632

Por su parte, Prometeo primero engañó a los dioses y después les robó el fuego entregándoselo a los hombres. Ellos castigaron a la humanidad enviando a Pandora, la mujer curiosa que dejó escapar del cofre todas las desgracias, y a Prometeo lo encadenaron en el Caúcaso donde un águila le comía cada día su hígado que se regeneraba por la noche. Finalmente y por no estar en el Hades, fue liberado por Heracles y perdonado por los dioses.

'Prometeo encadenado' Rubens y Frans Snyders. 1611



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada