jueves, 18 de octubre de 2012

Solución al Enigma-1






En la mitología griega, Níobe ( Νιόβη) era una hija de Tántalo y esposa de Anfión, rey de Tebas
Níobe se vanagloriaba de sus numerosos hijos, mofándose de Leto porque ésta sólo había tenido dos hijos (Apolo y Ártemis). Estas burlas llegaron hasta tal punto que se opuso a que se le tributaran honores a Leto, diciendo que ella era más digna de que se le levantasen altares. En venganza, Apolo mató a todos sus hijos varones y Artemisa hizo lo propio con las mujeres, a excepción de Amiclas (que había ofrecido una plegaria propiciatoria a Leto) y de Melibea, que al presenciar la muerte de sus hermanos adquirió tal palidez que fue llamada Cloris a partir de entonces.




Cuando la desafortunada madre acudió junto a los cadáveres de sus hijos sintió tal dolor que, deshecha en un mar de lágrimas, quedó inmóvil y terminó convirtiéndose en piedra en la que se podía ver cómo las lágrimas brotaban imparables en forma de manantial.

 Tántalo, el padre de Níobe, había cometido, por su parte,  los tres grandes pecados de la mitología griega: ofender a un anfitrión, hacer daño a un niño y desafiar a los dioses. Fue castigado en el Tártaro y su castigo  consistió en estar en un lago con el agua a la altura de la barbilla, bajo un árbol de ramas bajas repletas de frutas. Cada vez que Tántalo, desesperado por el hambre o la sed, intentaba tomar una fruta o sorber algo de agua, éstos se retiraban inmediatamente de su alcance. Además pendía sobre él una enorme roca oscilante que amenazaba con aplastarle.



Fue Anfión, el marido de Níobe, quien, con sus cánticos y su lira, hizo surgir milagrosamente las murallas y las puertas de Tebas en número de siete, como las cuerdas de su instrumento.  Layo, el padre de Edipo, le sucedió en el trono de Tebas donde, tiempo más tarde,  la cruel  Esfinge comenzó a asolar la región con sus enigmas.



Así las respuestas a  Enigma son:

1ª- La mujer es Níobe.
2ª- La castigaron los hijos de Leto y Zeus, es decir los dioses Ártemis y Apolo, matando a sus hijas e hijos con  flechas.
3ª- Níobe quedó transformada en una roca que constantemente mana agua que, en realidad, son sus lágrimas.

Han acertado Isabel, nuestra seguidora más fiel, y los alumnos:
- Javier Muñoz. (3º ESO)
- Elam Uceda. (3º ESO)
- Adrián Villagrán. (1º Bach.)
- Icíar Calvo. (4º ESO)
- María Labrador. (3º ESO)
- Adrián Garrido (1º Bach.)
- Alba Herráez (4º ESO)
- Jesús Martínez (3º ESO)
- Yanela Astudillo (3º ESO)
- Silvia Cerrato (1º Bach.)
- Enrique Hernangómez (4º ESO)
- Guisela Salazar (1ºBach.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada