martes, 22 de mayo de 2012

Enigma-16 y último

Siempre se dice que el adulto es símbolo de la sensatez debido a las experiencias vividas mientras que el jóven simboliza la irreflexión y la insensatez pues cree saberlo todo y cree poder lograr cualquier cosa sin hacer caso de los consejos aportados por los otros.

Aquí la Esfinge os pregunta por dos mitos griegos que reflejan esta idea tan extendida y que, según creo, tiene un puntito de verdad.

1. Padre e hijo fueron encerrados allí por haber ayudado a la hija del rey en un asesinato y en una fuga posterior.
El padre construyó un artilugio con el que poder huir los dos y le dió buenos consejos a su hijo sobre cómo utilizarlo. La superficie del mar y el sol podían ser sus enemigos así que debían mantenerse alejados de ellos. Pero el joven no obedeció y por ello murió.



2. En otro mito, un dios tuvo que cumplir el capricho de su hijo por una promesa hecha hacia él. Tenía que dejar en sus manos algo de máxima importancia y no creía que pudiera conseguirlo pero tuvo que acceder.
Le dio recomendaciones de que guiara aquel artilugio por el camino del centro. Le aconsejó que no se elevara demasiado ni tampoco descendiera mucho. Pero el joven no obedeció y murió.



¡ Ay, estos hijos desobedientes que no escogen el camino de enmedio sino que se van a los extremos...!

 Tenéis que averiguar:

1º Los nombres del padre y del hijo del primer mito.

2º Los nombres del dios y de su osado hijo, protagonistas del segundo mito.

3º¿ Cuál fue el resultado de la inexperiencia del hijo del dios, al margen de su propia muerte?

Tenéis hasta el 4 de junio pues saldrán las soluciones el martes 5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada